Métodos

“El ejercitarse en el estar en el instante presente es calmar la mente, abrirse a las sensaciones, posarse interiormente”

Laia Monserrat


La práctica zen trasciende al silencio y a la concentración. Va mucho más allá. Es el encuentro con tu ‘yo’ más interno y auténtico. Hablar de Zen es hablar de cada instante de la vida. Y por ello no se puede disociar el ejercicio puro de la meditación del resto de nuestro día. Son aspectos complementarios e inseparables que se dirigen al fondo de la persona para liberar todo sufrimiento y disfrutar del camino. Existen dos aspectos primordiales, complementarios e inseparables de la práctica zen: el ejercicio zazen y el ejercicio durante todo el día. El zazen es un ejercicio que surge del fondo de la persona y se dirige al fondo de la persona. Va más allá de las creencias, es un momento de experiencia. Es el ejercicio más simple y a la vez más complejo: sentarse en silencio y en inmovilidad, observando, sin pretender nada más que estar presente en el instante presente. Aquí y ahora. El proceso incluye aprender a sentarse de forma correcta, encontrando la base con un buen contacto con la tierra y el cielo, para poder aprender a soltarse e iniciar la aventura interior de autoconocimiento.

Horarios:

Martes : za-zen, ejercicios y charlas : de 19h30 a 21h.

Un domingo al mes: za-zen de 10h a 13h.

Sesshines de ciudad y sesshines fuera, consultar calendario o pedir información.

Inscripciones: por email, por teléfono 617 71 31 50 o a través de paypal (pago inmediato).

La Leibterapia es una técnica creada por K.G. Dürckheim (1896-1988) que ofrece especial atención a la experiencia de lo Esencial, que se presenta a lo largo de la vida cotidiana y que debemos aprender a reconocer. No se trata de algo sobrenatural sino de un sentimiento de profundidad de lo cotidiano que la mayoría de veces se manifiesta de forma sutil. Dürckheim afirma que en la simplicidad del momento está la mejor de las oportunidades para trabajar en uno mismo y es a través de la Leibterapia como se enseña a saber detectarlas y experimentarlas.

En cada sesión se acompaña a la persona, tomándola en mano y aportándole una nueva visión de sí, para que encuentre un gesto de confianza y plenitud más allá de sus crispaciones y vivencias dolorosas.

Las sesiones de Leibterapia combinan la charla terapéutica con el trabajo corporal donde la persona debe aprender a dejarse ir. Los tres factores básicos que se trabajan en las sesiones son la tensión, la respiración y el centro de gravedad (Hara). El cuerpo necesita la tensión justa, la tensión vital que permite poder expresarse en plenitud. De la misma forma, se acompaña a la persona a encontrar una respiración más plena. No se trata de enseñar a respirar sino aprender a dejarse respirar. Por último, el centro de gravedad (Hara) es la clave que ayuda a la persona a vivir con una mayor sensación de enraizamiento y seguridad, al entrar en contacto con las fuerzas naturales de la pelvis y el vientre.

Sesiones individuales de 1 hora. Cita previa

Posibilidad de intensivos de tres días para personas que vive fuera de Barcelona (seis sesiones).

Consúltanos las condiciones.

Terapia dirigida a restablecer las capacidades que permiten al ser humano disfrutar de una vida normal y sana, lejos de los miedos, fobias, depresiones, ansiedad u otro síntoma de carácter psicosocial. El psicólogo se adapta siempre a la persona en concreto, a sus problemas y demandas, favoreciendo que la duración de los tratamientos sea lo más corta posible.Una vez se establece la línea base de bienestar, la persona tiene la posibilidad de profundizar en su autoconocimiento con otro tipo de acompañamiento que sobrepasa el marco psicológico.