9 marzo, 2017

Recordar lo esencial

La vida cotidiana, la sociedad actual, las necesidades de realización laboral, las ganas de gustar a los demás, la propia indecisión, todo esto y más cosas llevan a las personas a vivir volcadas hacia fuera de sí mismas, paradójicamente a la espera de encontrarse a sí mismas.

Se suelen buscar en los reflejos del exterior, habiendo perdido todo contacto con el interior, con su propia esencia, con su propio ser.

Es imprescindible detenerse en algún momento de la vida a reconectar con el verdadero sentido.

Perdidos en el mundo, ¿cómo discernir entre lo fatuo y lo esencial? No hay más fórmula que la de aprender equivocándose. No hay más camino que tropezar.

Cada cual debe seguir su propia vía. Sin embargo, desde que la humanidad es humanidad, hay quienes se dedican a repetir lo esencial, a repetir el mensaje, a guardar viva la llama. Es en esa repetición donde se pueden encontrar los garbanzos que otros van dejando para reencontrar el camino al hogar. No hay mucho que decir, no hace falta un gran discurso. Tan solo recordar una y mil veces lo esencial, recordar una mil veces quien eres.

En la maraña de lo cotidiano, lo simple te devuelve a tu verdadero origen.

P1180901

Leave a Reply

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar